Inicio ASP Dr. Sloth-Lisbjerg (CED): «La inexistencia de especialidades oficiales representa una situación de...

Dr. Sloth-Lisbjerg (CED): «La inexistencia de especialidades oficiales representa una situación de agravio y desigualdad para los odontólogos españoles»

Presidente del Consejo Europeo de Dentistas (CED)

Sloth-Lisbjerg-CED

..Redacción.
Tras una amplia experiencia profesional en los campos de la periodoncia y la ortodoncia y varios años de participación en el Consejo Europeo de Dentistas (CED) como representante de la Danish Dental Association (DDA), el Dr. Freddie Sloth-Lisbjerg, asumió el pasado mes de noviembre la presidencia del CED. Entre las prioridades del órgano que representa a la profesión dental a nivel europeo, el Dr. Sloth-Lisbjerg destaca la defensa de los profesionales y los pacientes en el desarrollo de nuevas normas y regulaciones, así como su papel en la mejora de la formación básica y especializada para odontólogos.

¿Cuál es la razón de ser del Consejo Europeo de Dentistas? ¿Cuáles son las principales funciones del Consejo?
El Consejo Europeo de Dentistas (CED) nació en 1961 para asesorar a la Comisión Europea sobre asuntos relacionados con la profesión dental. Promueve el cumplimiento de altos estándares de cuidado de la salud bucal y una práctica profesional eficaz, centrada en la seguridad del paciente, en toda Europa.

Dr. Sloth-Lisbjerg: «El CED promueve el cumplimiento de altos estándares de cuidado de la salud bucal y una práctica profesional eficaz, centrada en la seguridad del paciente, en toda Europa»

El CED representa a la profesión dental, monitorizando los desarrollos de nuevas políticas, influyendo en los procesos legislativos y asegurando que la regulación sea equilibrada y proporcionada. Además, ahora somos un socio plenamente reconocido de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC). Esta relación nos permite compartir nuestro conocimiento sobre el control de infecciones y la seguridad del paciente en odontología y nos brinda la oportunidad de influir en las guías y recomendaciones pertinentes.

A nivel europeo, el CED brinda conocimiento y apoyo a las instituciones de la Unión Europea (UE) en las áreas de salud y protección del consumidor, capacitación, seguridad laboral y legislación del mercado interno, por nombrar algunas. Además, el CED representa un punto de encuentro y una plataforma para el intercambio de información entre las diferentes asociaciones dentales nacionales y les da soporte a la hora de comprender e implementar la legislación de la UE.

¿Cuántos miembros forman parte del Consejo Europeo de Dentistas en la actualidad?
El CED es una asociación europea sin ánimo de lucro que representa a más de 340.000 dentistas de toda Europa, a través de sus organismos dentales nacionales. Es importante tener en cuenta que los odontólogos no pueden formar parte del CED de manera individual, sino que el Consejo está compuesto por las asociaciones y cámaras dentales nacionales que representan a los profesionales de su país.

«El CED representa a más de 340.000 dentistas de toda Europa y está compuesto por 33 asociaciones y cámaras dentales nacionales de 31 países europeos»

Actualmente, el CED está compuesto por 33 asociaciones y cámaras dentales nacionales de 31 países europeos. Las asociaciones de todos los Estados miembro de la UE, excepto Rumanía, son miembros de pleno derecho. Reino Unido, Noruega, Islandia y Suiza son miembros afiliados y Albania es observadora.

Usted fue elegido presidente del CED en noviembre de 2021. ¿Cuáles van a ser las principales líneas de trabajo durante su mandato?
Estoy muy contento por la confianza que me han depositado los miembros del CED al nombrarme presidente y ejerzo este cargo con gran orgullo y humildad. Durante mi mandato me gustaría priorizar el diálogo con la Comisión Europea, especialmente para garantizar que los desarrollos legislativos relevantes continúen promoviendo la salud bucal y no den lugar a una burocracia indebida e implicaciones negativas para el paciente y el odontólogo. Esto cobra especial importancia a la luz del debate que existe sobre el equilibrio de poder entre el nivel institucional supranacional centralizado y las competencias nacionales de cada Estado miembro de la UE.

«Durante mi mandato me gustaría priorizar el diálogo con la Comisión Europea, especialmente para garantizar que los desarrollos legislativos relevantes continúen promoviendo la salud bucal y no den lugar a una burocracia indebida»

Los temas específicos e importantes para la odontología, como los materiales dentales y los dispositivos médicos deben permanecer en el centro de atención, para garantizar que sean seguros y sostenibles. La formación clínica de los odontólogos jóvenes también es una prioridad máxima, teniendo en cuenta la futura revisión de la Directiva sobre cualificaciones profesionales. Y, por supuesto, hay cuestiones que se centran tanto en la salud como en el medio ambiente. Por ejemplo, la revisión en curso del Reglamento sobre el mercurio, que plantea el tema de pasar a un futuro sin amalgamas que sea asumible para el paciente y factible para la odontología.

«La formación clínica de los odontólogos jóvenes también es una prioridad máxima, teniendo en cuenta la futura revisión de la Directiva sobre cualificaciones profesionales»

¿Cuáles cree que son los retos más importantes a los que se enfrentan los dentistas europeos en la actualidad?
Hay muchos desafíos que abordar. La profesión dental se está volviendo menos atractiva para las generaciones más jóvenes, combinado con las expectativas de trabajar en clínicas dentales más grandes. Además, hay un flujo constante de tecnologías nuevas y emergentes y, como tal, hay una demanda constante de nuevas habilidades, especialmente habilidades digitales y nuevas formas de realizar los tratamientos.

También es importante el contexto en el que se dan estos problemas, con una demografía europea que envejece, historias médicas cada vez más complejas y otros desafíos para brindar el tratamiento necesario.

«La profesión dental se está volviendo menos atractiva para las generaciones más jóvenes, combinado con las expectativas de trabajar en clínicas dentales más grandes»

¿El CED también participa en temas relacionados con planes académicos y otras cuestiones que afectan a estudiantes de pregrado y posgrado?
La Directiva sobre cualificaciones profesionales es muy importante, tanto para los estudiantes de odontología, como para los odontólogos. En ella, se definen los requisitos comunes para la formación odontológica que luego van a permitir a los odontólogos ejercer en un país de la UE distinto de aquel en el que completaron sus estudios. El CED ha estado implicado en enmiendas a la Directiva para mejorar la calidad de la educación dental en toda la UE. Además, en la actualidad estamos involucrados en una revisión de la lista de asignaturas de los estudios de pregrado que nos ha encargado la Comisión Europea.

El CED trabaja este tema a través de su Grupo de Trabajo de Educación y Cualificaciones Profesionales, que hace recomendaciones sobre formación dental básica, formación profesional, formación continua, especialización en odontología y revalidación de odontólogos. Además, en relación a la pandemia, este grupo de trabajo emitió una declaración sobre los requisitos mínimos para la educación dental en tiempos de Covid-19.

«En la actualidad estamos involucrados en una revisión de la lista de asignaturas de los estudios de pregrado que nos ha encargado la Comisión Europea»

Por otro lado, el CED colabora de manera habitual con diversos agentes del ámbito educativo, en particular con la Asociación Europea de Estudiantes de Odontología (EDSA), la Asociación para la Educación Dental en Europa (ADEE) y el Foro Europeo de Jefes de Departamento y Decanos de Facultades de Odontología (Fehdd), así como la Federación Europea de Autoridades y Reguladores Dentales Competentes (Fedcar).

Una de las principales preocupaciones de los odontólogos españoles es la ausencia de especialidades odontológicas. España es el único país de Europa sin especialidades oficiales, lo que supone una desventaja para nuestros profesionales a la hora de trabajar en otros países. ¿El CED está trabajando en este problema?
Este asunto es un tema de competencia nacional. Cada país es libre de decidir si las especialidades dentales se reconocen formalmente o incluso si se requieren para ciertas actividades. Como CED, estamos enfocados en trabajar en beneficio de todos los odontólogos y no solo de especialidades individuales.

En cuanto a la situación concreta de España, me gustaría referirme a la experiencia y los conocimientos de nuestro miembro, el Consejo General de Dentistas de España, que ha estado trabajando intensamente por la creación de las especialidades en odontología. Esto permitiría una mejor formación de los odontólogos, lo que se reflejaría en la calidad y seguridad de la atención a sus pacientes y pondría al país a la altura del resto de los Estados miembros de la UE.

«Mientras que otros dentistas de la UE pueden obtener el título de especialista en su propio país, los dentistas españoles tienen que viajar a otros países que les ofrecen esta posibilidad»

Las especialidades dentales están homologadas en Europa y en todo el mundo, posibilitando un importante desarrollo que no se está llevando a cabo en España. En un contexto de libre movilidad de los trabajadores en la Unión Europea, la inexistencia de especialidades oficiales representa una situación de relativo agravio y desigualdad para los odontólogos españoles respecto al resto. Mientras que otros dentistas de la UE pueden obtener el título de especialista en su propio país, los dentistas españoles tienen que viajar a otros países que les ofrecen esta posibilidad. Por otro lado, los odontólogos formados en España no pueden ejercer como especialistas en otros países de la Unión Europea, mientras que sus homólogos de otros países sí pueden hacerlo en España.

¿Existen datos a nivel europeo sobre la influencia que ha tenido la pandemia en el sector odontológico?
La odontología estuvo entre los sectores que se vieron más directamente afectados por la pandemia. Al principio, las clínicas dentales tuvieron que cerrar en muchos países y se restringió la atención de pacientes a casos de urgencia. Después de esos primeros meses, la mayoría de los dentistas europeos pudieron reiniciar el cuidado bucal mediante la aplicación de sólidos protocolos de seguridad.

En noviembre de 2020 el CED adoptó una declaración sobre Odontología y seguridad del paciente durante la pandemia de Covid-19 que resume el impacto de la pandemia en la odontología. Subrayamos que el cuidado bucal, como parte integral de la salud general, debe considerarse como atención médica esencial y no debe posponerse hasta que termine la pandemia.

«El cuidado bucal, como parte integral de la salud general, debe considerarse como atención médica esencial y no debe posponerse hasta que termine la pandemia»

Además, en julio de 2021, el CED publicó «Un año de trabajo del CED sobre el Covid-19″, una sinopsis sobre las consecuencias del Covid-19 en la odontología europea. Este documento resume los resultados de 20 encuestas sobre el impacto que tuvo la pandemia en las prácticas dentales, los desafíos que enfrenta la profesión y los principales hallazgos y lecciones aprendidas para el futuro. Es importante resaltar que las estadísticas muestran una incidencia notablemente baja de Covid-19 en las clínicas dentales, lo que nos permite concluir que no parece haber un peligro grave de exposición al Covid-19 en entornos dentales, sobre todo a medida que la pandemia se está desacelerando.

«Es absolutamente necesario garantizar el acceso a equipos de protección para la seguridad del dentista y del paciente y priorizar a los dentistas en las campañas de vacunación»

A la luz de esto, también debemos hacer un balance de las lecciones aprendidas en el transcurso de la pandemia, por ejemplo, la importancia del apoyo institucional, que es esencial para aliviar la carga económica que soportaron los dentistas durante los cierres. Además, dado que los profesionales de la salud estuvieron y siguen estando en la primera línea de la pandemia, es absolutamente necesario garantizar el acceso a equipos de protección para la seguridad del dentista y del paciente y priorizar a los dentistas en las campañas de vacunación.

Noticias complementarias